lunes, 25 de junio de 2007

ORGULLO LGTB VALENCIA 2007

En esta legislatura hemos podido además de celebrar el orgullo LGTB celebrar el orgullo del Congreso de los Diputados al haber aprobado dos textos legislativos fundamentales de igualdad y dignidad, las llamadas el matrimonio gay y la ley de identidad.
esta ley da una respuesta a una demanda jurisprudencial y social y se da un paso más para garantizar los derechos al libre desarrollo de la personalidad, a la dignidad y a la intimidad de las personas.
Es por tanto un orgullo compartido.
La ley de identidad ha sido el último paso pero no será el definitivo, pues desde IU estamos atentos en cada ley, estatutos de autonomía, leyes educativas, su desarrollo, a recoger todos aquellos pasos que se puedan dar para seguir construyendo esta nueva casa donde todos vivamos en dignidad e igualdad.
Y como bien sabemos nosotros y saben los obispos para ello la educación en igualdad en la diversidad, la educación contra la homofobia y la transfobia es un paso imprescindible para conseguir este objetivo. Para dejar de sufrir agresiones, fobias y traumas.
Construir una sociedad donde no se nos juzgue ni por nuestra orientación sexual, ni por ser transexuales, lesbianas, casados, solteros, hombre, mujer, blancos, ni negros, donde la visibilidad no genere rechazo.
Esta lucha por la libertad y la dignidad de todos los ciudadanos sin exclusiones ha de ser también la del Parlamento, y esa ha sido nuestra aspiración, la de IU.
Esa es la obligación de un parlamento democrático que mire hacia sus ciudadanos. Hacia todos sus ciudadanos.
El camino andado, hoy en concreto la ley de identidad, es gracias a los representantes de los colectivos de defensa de los derechos de las personas transexuales que con vuestro trabajo infatigable, vuestro tesón, habéis alcanzado una meta fundamental.
Desde IU quisimos trasladar todas sus reivindicaciones en forma de enmiendas a la ley y muchas de ellas logramos que hoy sean una realidad,
Otras como las medidas de fomento de empleo, son el camino a seguir para que desde la complicidad y los pilares construidos sigamos conquistando orgullo.
Porque la transexualidad no es un capricho arbitrario sino una realidad científica objetiva que requería de una ley como esta, porque sexo y género no es lo mismo en todos los casos.
Una ley que devuelve la dignidad legal y social a las personas transexuales.
de reconocimiento legal y amparo jurídico a la diversidad de una realidad.
Queda mucho trabajo por hacer, quedan conquistas pendientes, pero el futuro es nuestro.

gracias por reivindicar y construir una sociedad mucho mejor.

1 comentario:

Luisa Notario dijo...

En los dos últimos años el movimiento LGTB ha conseguido dos de sus más importantes reivindicaciones, el matrimonio entre personas del mismo sexo y la ley de identidad de género que permite a las personas transexuales cambiar su nombre y sexo sin necesidad de realizar la cirugía genital.
Eso no hubiera sido posible si personas como tu no hubieran luchado por conseguirlo, si personas como tu no hubieran asumido como propias nuestras reivindicaciones.
Espero que en la próxima legislatura podamos contar contigo para seguir defendiendo nuestros derechos.
Gracias por todo lo que haces.
Luisa Notario