martes, 25 de septiembre de 2007

Isaura Navarro logra la unanimidad en el Congreso del reconocimiento al Levante de la Copa de la República

Intervención completa:
El 18 de julio de 1937 un equipo, el Levante, ganó su única copa bajo la música del himno oficial, legítimo y republicano himno de riego.
El recuerdo de este acontecimiento forma parte de la historia del club, pero sus aficionados no se conforman con saber que ocurrió, reclaman lo que es suyo, el derecho a disfrutar de la memoria colectiva y el público y oficial reconocimiento de aquella victoria.
La victoria llegó en medio de una guerra desencadenada por la sublevación contra un gobierno legítimo sustentado en un ordenamiento jurídico constitucional y democrático, como reconoció Naciones Unidas en su sesión plenaria de 12 de diciembre de 1946. Perdió la libertad, venció el totalitarismo, pero hasta que ese momento llegó la España legítima, la España democrática tuvo sus propios protagonistas incluso en el fútbol, y así debe ser recogido y reconocido.

La RFEF ha argumentado, en las pocas manifestaciones que ha hecho directa o indirectamente que no reconocía el trofeo por los siguientes motivos;

a) Jugaron pocos equipos
b) No jugaron representantes de todo el estado
c) No existe el acta.

a) Respecto a que jugaron pocos equipos hay que hacer constar que, efectivamente en el año 1937 jugaron 4 equipos nada más, pero esos 4 eran una selección de los mejores clasificados de la liga Mediterranea, es decir que como en otros años los equipos que disputaban el trofeo no eran todos los federados, así por ejemplo en los años 1925 y 1926, 1928, también jugaron la copa nada más los primeros clasificados de las ligas territoriales.
En otros años el numero fue similar, por ejemplo;
1902. 5 equipos
1903. 3 equipos
1905. 3 equipos
1906. 3 equipos
1908. 2 equipos
1910. 3 equipos

b) No jugaron representantes de todo el estado. Efectivamente pero de la misma forma que en el año 1939, donde también los participantes lo fueron, o bien por invitación o bien ganándose la plaza en campeonatos regionales previos y así en 1939 NO JUGÓ NINGUN EQUIPO NI DE MURCIA, NI DEL PAIS VALENCIÀ, NI DE CATALUNYA NI DE SES ILLES BALEARS.

c) No existe el acta. Efectivamente no hemos podido encontrar el acta de un partido jugado al poco de iniciarse la guerra, pero, ¿la federación posee actas de las finales de 1902, 1903, 1904, 1905, etc?. Efectivamente tampoco. La constancia, al igual que el trofeo del año 1937 que aquí pedimos que se reconozca, es la propia existencia física de la Copa, las noticias y fotos de prensa, etc.


Otras consideraciones a tener en cuenta;

El trofeo con la denominación exacta de “Copa de la España Libre” es una más de las denominaciones que ha tenido la actual Copa del Rey, y así se conocen las siguientes denominaciones;
1902. “Concurso Excelentísimo ayuntamiento de Madrid”.
1903. Copa Alfonso XIII
1935. Copa Presidente de la República.
1939. Copa Generalísimo Franco
1976. Copa del Rey, hasta la actualidad.

Hay que hacer mención, como se puede observar en la prensa de la época, que la mayoría de las referencias al campeonato de 1937 se hacen a la “Copa Presidente de la República”, denominación del campeonato en los años previos, que tal vez, por la exaltación a la situación que se estaba viviendo, se transformó a la hora de hacer la leyenda de la Copa en “Copa de la España Libre”. A todos los efectos era reconocida como el mismo campeonato o galardón.

También hay que hacer mención a la calidad de los equipos participantes. En aquella época el Gerona, Levante, Español y Valencia (primeros clasificados junto con el Barcelona FC. de la Liga Mediterránea), eran un referente, y así en el campeonato de Copa del año anterior se observa que el mismo Levante UD, llegó a semifinales después de haber eliminado al Valencia CF y al Barcelona FC en octavos y cuartos de final respectivamente.

Por último y muy importante, hemos de hacer mención al trasfondo político, por el cual no está actualmente todavía reconocido como oficial este trofeo. La historia normalmente está escrita por los vencedores y los vencedores, negaron el reconocimiento a un trofeo conseguido durante un gobierno no reconocido por ellos.

Hubiera sido tal vez excesivo retirar la oficialidad a los títulos del 35 i del 36, pero les debió parecer que no costaba nada esconder en el baúl del olvido el de 1937, jugado por equipos de la “zona roja”, zona denominada así pero que no dejaba de ser, la zona en manos del gobierno legítimo salido de las urnas y la zona donde todavía quedaban equipos que con “cierta normalidad” podían ejercer su función.

75 años después del alzamiento militar que pretendió el exterminio institucionalizado del adversario político, debemos poder mirar hacia atrás y por encima de las pretensiones del franquismo recuperar la realidad de nuestra historia, desde el prisma que nos da el reconocimiento y unanimidad que representa la democracia y la libertad.




Hoy aquí vamos a instar a la reparación de un agravio, deportivo, social y humano. Deportivo por reconocer aquello que se ganó en buena lid en un terreno de juego. Social por como mínimo equiparar la validez y reconocimiento de los trofeos del año 37 y el del 39, jugados en las mismas circunstancias y con las mismas características, con la única diferencia del color del gobierno del estado y que uno era legítimo y el otro fruto de un golpe de estado militar. Y humano, por devolver la dignidad de aquellos deportistas, que en una época difícil, consiguieron trasladar cierta sensación de normalidad a una sociedad quebrada y que días después de la final jugada en Barcelona, algunos pasaron de llevar enfundada la elástica deportiva a enfundarse el uniforme militar para intentar defender la legalidad vigente. Fueron derrotados por la fuerza de las armas en un golpe de estado, no dejemos que lo sean también por el olvido oficial, 70 años después ya es hora de reconocer el derecho al titulo deportivo que obtuvieron.

Si la dictadura fue un oscuro paréntesis, no cabe otorgarle mayor oficialidad a los títulos obtenidos bajo su existencia que la que le corresponde al fútbol que se jugó al amparo del gobierno legal, legítimo y democrático, en el que el Levante ganó su copa.

Esperemos que la RFEF oiga la voluntad de esta Comisión que, por medio de sus representantes, representa a la mayoria de los ciudadanos y ciudadanas de este estado.

Dejemos claro con nuestro voto que hoy gana la democracia.

Y así hoy el Levante vuelve a ser un día más el equipo del pueblo.

Isaura Navarro

4 comentarios:

�scar F. D. dijo...

Felicidades Isaura por tu logro en tu intervención. Nunca es tarde.
Saludos canarios.

juan dijo...

Me parece perfecto que se le reconozca al Levante como campeon de la Copa de la España Libre o Copa de la Republica, aunque se haya tardado 70 años!
El no reconocimiento de este trofeo de futbol se une a tantos actos de olvido a nuestra legimita Republica.
Esperemos que sea el primero de muchos reconocimientos que aun intentan mantener en el olvido.
Gracias por luchar por la memoria!
Salud!

Au Fènix dijo...

Enhorabona, Isaura, tant pel que significa per als granotes (Felicitats!) com pel que implica de reconeixement a un període que el franquisme ha volgut amagar.

psg dijo...

Enhorabuena a Isaura por su incansable trabajo político en todos los frentes incluido el de la recuperación de la memoria histórica y la lucha por los ideales republicanos. Aprovecho para decir que el día 24 de octubre se concederá con toda la parafernalia la condecoración de hija adoptiva de Oviedo a doña Letizia (acuerdo PSOE-PP) no se sabe muy bien con qué méritos. Creo que sería un buen momento para que IU y las gentes de izquierda y republicanas en general deejáramos de estar callados ante tanta farsa monárquica. Salud y República.